Del papel a la pantalla, un experiencia Vida Nueva

Categorías:

La presentación de la edición para el Cono Sur de Vida Nueva para tabletas –realizada el pasado 17 y 19 de noviembre, en Buenos Aires y en Montevideo, respectivamente–, dio cuenta de todas las ventajas y beneficios que adquiere una revista que da el paso a los dispositivos móviles.

Por eso, esta novedosa manera de encontrase con Vida Nueva no es leer una revista. Encontrarse hoy con Vida Nueva para tabletas es vivir una experiencia distinta: además de leer, el lector también puede interactuar con recursos antes inimaginables.
Ya no se leerá solamente una frase textual entre comillas de una homilía del Papa, sino que se podrá ver al Papa diciendo esa homilía.
Ya no se leerá solamente una crónica de un acontecimiento eclesial, sino que además se podrá ver cómo fue sucediendo ese acontecimiento en una transición de fotos.
Ya no se leerá una nota al pie al final del Pliego, sino que las notas aparecerán interactivamente sobre la palabra o el texto al que hace referencia, sin tener que ir al final para leer algo que se menciona al principio.
Ya no se leerá solamente una dirección de un sitio web, sino que los links (siempre y cuando la tableta tenga conexión a internet) podrán tocarse para comenzar a navegar al instante los sitios sugeridos.
Tan solo ingresando a la tienda de las tabletas (al Google Play en aquellas con sistema operativo Android, o al Apple Store las que tienen sistema iOs) se podrá descargar de manera gratuita la App “Vida Nueva Cono Sur”, para allí suscribirse y empezar a vivir esta experiencia: Vida Nueva para tabletas es una verdadera experiencia en la comunicación de la Iglesia.

Donde hay que estar
“Como editorial católica consideramos como una exigencia esta presencia en los dispositivos móviles. Si queremos ser significativos en los contextos actuales, Vida Nueva tiene que estar donde está la gente”, aseveró Raúl Rodríguez Castillo, director general de PPC Cono Sur, editora de Vida Nueva.
Por su parte, el director de la edición para el Cono Sur de Vida Nueva, Jorge Oesterheld, expresó: “Vida Nueva quiere seguir siendo esa publicación de referencia que la ha caracterizado desde sus inicios en España hace más de 50 años. Pero ahora, desde los nuevos espacios que se abren para alcanzar nuevos públicos, aquí, en el sur de América.”
José Beltrán, director global de Vida Nueva, de visita por Buenos Aires para participar de esta presentación sentenció: “Adiós al offset”. Y continuó : “Ya no hay dos colores, sino píxeles que dan apariencia de color. Desaparecen las páginas y sólo hay pantallas. Las de la tableta. Porque ahí nace este ilusionante proyecto. Por primera vez, una publicación de actualidad religiosa cuenta con una revista netamente digital donde lo multimedia se pone al servicio de la palabra. Y no al revés. Donde la forma no despista del fondo, sino que lo enriquece para que los reportajes a fondo y los artículos de las mejores firmas de la Iglesia se pongan aún más en valor”.
La imprenta le dio paso a la prensa, y el cinematógrafo a las megaproducciones cinematográficas; la radio a transistores se convirtió en un gran medio de comunicación y su ingeniería dio pie al desarrollo de la televisión. Las computadoras e internet dieron nacimiento a las redes sociales y a los dispositivos móviles. Y es ahí donde Vida Nueva quiere estar, dando su mirada de la realidad en los nuevos medios.