Despierta y Alegrate

Caminos de sanación interior

Para descubrir caminos de encuentro con Dios.
«¿Dónde estás, Adán?». Esta es la primera pregunta de Dios en el Génesis. Y es también la pregunta que resuena en cada uno de nuestros corazones una y otra vez. ¿Dónde estás respecto de quien estás llamado a ser? ¿Qué estás haciendo de tu vida? Y junto a esta pregunta se puede sentir una invitación: «Vuelve a mí». «Yo estoy a la puerta y llamo; si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo» (Ap 3,20). Casi es una súplica de Dios a ti y a mí: «Volved a mí de todo corazón» (Jl 2,12). Pero quizá no oigo ni la pregunta, ni la llamada, ni la invitación. No porque Dios se oculte, sino porque no escucho. Ahora bien, si me concedo un tiempo de silencio, si aprendo a prestar atención, quizá descubra que soy visitado, que soy invitado, que Dios sigue a mi puerta, esperando.
Especialidad:
Colección:
ISBN: 
9789877402315
Fecha publicación: 
22/06/2016
Encuadernación:
Núm. páginas: 
288
Código interno:
175999
  • Ver índice
    Índice: 
    1. Despierta
          Dormidos o despiertos
                Estar despiertos exige lucha y esfuerzo
                ¿Qué es lo que despierta a la persona?
                Despertar, ¿de qué?
                Quién debe despertar
                Despertar, ¿a qué?
                El recogimiento como vía para despertar
                ¿Cómo se alcanza el recogimiento?
    2. Escucha
                Hacer silencio consiste en escuchar
                Escuchar es atender
                La escucha como espera activa
                La escucha es vigilia, salir de la indiferencia
                ¿Qué podemos escuchar?
                Perturbaciones de la escucha
    3. Nuevo
                Nacer de nuevo
                ¿No tengo nada que cambiar?
                ¡Puedo yo solo!
                Cristo me ofrece poder ser yo plenamente
                Todo o nada
                Descubro que soy quien estoy llamado a ser
                Podemos cerrarnos a la novedad
                Otras actitudes erróneas que tratan de evitar la novedad
                Dar importancia a lo realmente importante
    4. Confía
                Confiar es estar abiertos a las sorpresas y regalos de Dios
                Condiciones para poder confiar
                Confianza: cuestión de fe
    5. Queda en paz
                Idolatría e inquietud
                La paz interior
                ¿Qué es lo que nos hace perder la paz?
                Actitudes psíquicas que impiden la paz interior
                ¿Qué hacer con estas ideas negativas?
    6. Humilde
                Qué es la humildad
                La humildad de María
                Camino de la humildad: la desdeificación
    7. Libre
                Qué es la libertad
                Cómo se ejerce la libertad
                La libertad de
                Dominio de los propios impulsos
                La libertad para
    8. Pobre
                ¿Aferrarme a lo «mío»?
                La pobreza como virtud de no aferrarme a nada
                Palabras duras frente al afán de riqueza
                Pobreza material y pobreza espiritual
                Sobriedad
                Exigencias de la pobreza
    9. Sana
                Sanado de mi inmadurez
                Qué vías de sanación propone Cristo
    10. Comunidad
                Cristiano desde la comunidad
                ¿Pertenecer a la Iglesia?
                ¿Aceptar las «reglas» de la Iglesia?
                La clave última de la obediencia del creyente
    11. Ecce
                Diálogo entre Dios y el hombre
                Ecce como disponibilidad
                Aceptar o rechazar la llamada
    12. Fiat
                No intención
                Aceptación
                La respuesta a la misión es el fiat
                El fiat supone vivir de acuerdo con la propia verdad
                La «esclerocardía»
                Nueva concepción de la verdad desde el fiat
                Fiat: un acto de fe
                Mi fiat afecta al mundo entero
    13. Missio
                Elegidos
                La llamada es envío
                Misión como fertilidad. Propuesta evangélica
                Dos modos de vivir la misión: apostolé y hypostolé
                Lógica interna de la misión: las bienaventuranzas
                Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mt 5,3)
                Bienaventurados los mansos (sufridos), porque poseerán la tierra (Mt 5,4)
                Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados (Mt 5,5)
                Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados (Mt 5,6)
                Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia (Mt 5,7)
                Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios (Mt 5,8)
                Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios (Mt 5,9)
                Bienaventurados los perseguidos por razón de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo (Mt 5,10-12)
    14. Magnificat (I)
                Proclama la grandeza
                Alabanza
                Agradecimiento
                Agradecemos el don donándonos
                Proclama mi alma
                El Señor
    15. Magnificat (II)
                Mi espíritu                      
                Alegría
                En Dios, mi salvador
                Divinización o deificación
200.00 ARS